Bienvenido al mundo de mis opiniones. Y un consejo: No te tomes la vida demasiado en serio, ¡Nadie salimos vivos de ella!

 

El premoney y el tipo de inversor

En mi experiencia como emprendedor en busca de financiación en estos últimos años hay una pregunta que siempre ha aparecido en los primeros compases de las conversaciones con los inversores, generalmente cuando se ha pasado ese primer filtro de que la idea parezca buena y el emprendedor no sea un desastre.

¿Cuanto dinero necesitas? ¿Y cual es el valor premoney(1) de tu empresa?

¿Qué contestar?

Mi startup vale mucho. Puede ser una estrategia, pero solo puede. Si os dais cuenta, ese valor premoney realmente lo que significa, a fin de cuentas, es que cuanto mayor sea, menos porcentaje de tu empresa vas a ceder en la ampliación de capital y por tanto menos te vas a diluir. Si el premoney es de 1 millón de euros y al inversor le pides 1 millón de euros, significaría que vas a ceder un 50% de la compañía.

Por tanto lo que el cuerpo suele pedir a los emprendedores es poner un valor muy alto. Sin embargo esto puede ser perjudicial a medio plazo, ya que un valor muy alto puede suponer que en sucesivas rondas de financiación la compañía no esté tan valorada (puede que no se hayan cumplido los hitos del plan de negocio) y por tanto los inversores futuros no quieran entrar en la ronda de financiación a esa valoración, sino a una menor. Aquí se producen grandes problemas, ya que o bien finalmente los inversores no lo aceptan, o puede que la necesidad de financiación sea tan agobiante que tengas que aceptar una valoración premoney pequeña, y por tanto acabar diluyéndote del todo.

Mi startup vale poco. Mmmmmmm, pero si tu Startup vale poco… entonces tenemos un problema, ¿no? Quizás no sea una buena startup en la que invertir, ¿no?

Bienvenidos entonces al gran dilema del premoney. ¿Qué contestar? Pues amigos, como dice el dicho popular, a grandes males, grandes remedios. Esta pregunta es igual de difícil de contestar que la de "¿Cariño, estoy gorda(2)?" Siguiendo el manual, para esa pregunta no hay una respuesta correcta, así que hay que contraatacar con un "¿Sabes qué cariño? ¡te he sido infiel!"  ya que como decía el del monólogo, las consecuencias son mejores que las de responder a la primera pregunta. Así que a la pregunta de ¿Cuál es el valor de tu startup? la respuesta oficialmente buena es decir "Da lo mismo, no importa.".

Si, así es, da lo mismo, no importa.

Generalmente las startups tecnológicas son negocios binarios (y cuidado que una startup tecnológica no es una tienda que vende por internet. Eso es una tienda que vende por internet, ni más, ni menos) ya que al cabo de unos años o cierran (0) o preparan una muy gorda y se salen del mapa (100). No suele haber términos medios.

Pues bien, en este caso, si no hay términos medios, ¿Qué importa el valor premoney en las primeras rondas? Da lo mismo, y al inversor también le tendría que dar lo mismo, ya que cualquier valor al que entre (1 millón, 5 millones o 10 millones), estará muy lejos de 0 euros (si el negocio no funciona) o de los cientos de millones de su valor de venta (si el negocio es un éxito), en cuyo caso habrá rentabilizado y mucho su inversión.

¿Tiene sentido no?

Pues bien, reflexiones rápidas. Si un inversor te pregunta por el valor premoney de tu empresa y lo discute y/o negocia más allá de lo razonable:

  1. O bien tu empresa no es una startup tecnológica.
  2. O bien el inversor no sabe diferenciar entre una tienda de internet y una startup tecnológica, o si lo sabe diferenciar, quizás nunca haya tenido un exit de una startup tecnológica y por tanto le preocupe mucho el premoney.
Moraleja, si un inversor te pregunta y/o discute el premoney de tu startup tecnológica más allá de lo razonable, no es el mejor de tus compañeros de viaje. Y si te hacen la pregunta, recuerda que ese valor, al final, da lo mismo.
Un abrazo,
Carlos Polo
@carlospologil

(1) El valor premoney de una startup ea el valor de la compañía antes de que el inversor realice la aportación y se produzca la ampliación de capital. Es lo que vale tu empresa.

(2) Que nadie me tache de sexista, que simplemente es un ejemplo de típica pregunta trampa y claro, la analogía en este caso, es muy clara.


Blog comments powered by Disqus